Loading...

Piña deshidratada con azúcar

Descripción
La piña o ananás es una fruta tropical originaria de Sudamérica, de pulpa amarillenta muy aromática y de sabor dulce con un punto ligeramente ácido. Del proceso de deshidratación de la piña fresca a rodajas, cuya finalidad es eliminar toda el agua que contiene la fruta, manteniendo sus características el máximo posible, obtenemos como resultado la piña deshidratada, a la que como método de conservación se le añaden azúcares. Es una fruta con concentraciones altas de vitamina K y vitaminas del tipo B, minerales como el magnesio, el hierro, el boro, el zinc, el cobre, el selenio, el manganeso, el fósforo y el potasio, además de fibra, antioxidantes y aminoácidos, entre otros. De sus beneficios destacaremos:
  • La piña deshidratada favorece la absorción del hierro, que ayuda a reducir los niveles de anemia, además de reforzar y proteger los huesos.
  • Su contenido en fibra ayuda en los procesos digestivos.
  • Contiene enzimas con efecto antiinflamatorio, por lo que es útil para reducir la hinchazón.
Se puede consumir sola como aperitivo o bien combinada con otros alimentos como, por ejemplo, yogurt, cereales o ensaladas, entre otros.
Atributos
Precio

1,2812,80

Origen
Tailandia
Seleccionar tamaño
TEMPORADA

Portes gratuitos en la península para pedidos superiores a 39€.
Envíos a partir de 24/72 horas.

Descripción

Información nutricional por 100 g
  • Valor energético: 370 Kcal/ 1571 kJ
  • Grasas: 0 g
    • de las cuales saturadas: 0 g
  • Hidratos de carbono: 93 g
    • de los cuales azúcares: 77 g
  • Fibra alimentaria: 2 g
  • Proteínas: 0 g
  • Sal: 0,29 g
Fecha de consumo preferente:

6 meses.

Información adicional

Peso

100 g, 150 g, 250 g, 500 g, 1000 g

Ingredientes:

Piña, azúcar y ácido cítrico E-330.

Puede contener trazas de:

Cacahuete, frutos de cáscara y derivados, granos de sésamo, cereales con gluten y derivados, dióxido de azufre y sulfitos.

RECETA PANELLETS

Compra aquí los mejores ingredientes 100% naturales, para hacer tus panellets.

Cómo prepararlos

  1. Pelar y cortar las patatas en trozos pequeños y hervirlas.
  2. Poner el azúcar en un bol grande y, cuando estén hervidas las patatas, estando muy calientes, añadirlas al azúcar.
    Sin dejarlo enfriar, incorporar poco a poco la almendra al bol del azúcar y la patata, mientras amasáis enérgicamente.
  3. Dejar enfriar la pasta obtenida en la nevera, mínimo una hora.
  4. Hacer bolitas de más o menos 15 gramos cada una.
  5. Adherir a las bolitas piñones, almendra troceada, fruta confitada, membrillo, chocolate o coco rallado.
  6. Precalentar el horno a 200º C.
  7. Colocar papel de horno en una bandeja, colocar los panellets y pintarlos con huevo batido o mermelada (de albaricoque o melocotón) disuelta en un poco de agua caliente.
  8. Hornear durante 10 minutos y ¡listos! Cuando salen del horno están blandos, pero ya están hechos. ¡Se endurecen cuando se enfrían!