Loading...

Flor de Hibisco deshidratada con azúcar

Descripción
La flor de Hibisco deshidratada, tiene un color rojo intenso y de sabor es dulzón, ya que está ligeramente azucarada. El hibisco es una planta de flor muy aromática de color rojo cuyo origen encontramos en Egipto. Tiene importantes cantidades de vitamina A, vitamina C, vitamina B1 y vitamina E, además de minerales como el hierro, el fósforo y el calcio. Entre los beneficios de la flor de Hibisco deshidratada encontramos:
  • Es un aliado a la hora de disminuir la presión sanguínea, además de tener propiedades relajantes.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Es digestiva y diurética.
  • Es estimulante, por lo que en algunas culturas se la considera una planta afrodisíaca.
  • Su flor es vitamínica y aperitiva.
  • Contiene antioxidantes que ayudan a proteger las células de las agresiones causadas por los radicales libres.
  • Su alto contenido en vitamina C la hacen un excelente remedio en casos de catarros, contagios, enfermedades pulmonares, etc.
La flor de Hibisco deshidratada es ideal para tomar como aperitivo. También se puede añadir a recetas dulces y en la realización de Gin tónics proporcionándole un color y un sabor extraordinarios.
Atributos
Precio

1,9719,75

Origen
Tailandia
Seleccionar tamaño
TEMPORADA

Portes gratuitos en la península para pedidos superiores a 39€.
Envíos a partir de 24/72 horas.

Descripción

Información nutricional por 100 g
  • Valor energético: 1485 Kcal
  • Grasas: 0 g
    • de las cuales saturadas: 0 g
  • Hidratos de carbono: 88 g
    • de los cuales azúcares: 80 g
  • Proteínas: 0 g
  • Sal: 0,02 g
Fecha de consumo preferente

12 meses

Información adicional

Peso

100 g, 150 g, 250 g, 500 g, 1000 g

Ingredientes:

Flor de hibisco, azúcar de caña y acidulante.

Puede contener trazas de:

Cacahuete, frutos de cáscara y derivados, dióxido de azufre y sulfitos.

RECETA PANELLETS

Compra aquí los mejores ingredientes 100% naturales, para hacer tus panellets.

Cómo prepararlos

  1. Pelar y cortar las patatas en trozos pequeños y hervirlas.
  2. Poner el azúcar en un bol grande y, cuando estén hervidas las patatas, estando muy calientes, añadirlas al azúcar.
    Sin dejarlo enfriar, incorporar poco a poco la almendra al bol del azúcar y la patata, mientras amasáis enérgicamente.
  3. Dejar enfriar la pasta obtenida en la nevera, mínimo una hora.
  4. Hacer bolitas de más o menos 15 gramos cada una.
  5. Adherir a las bolitas piñones, almendra troceada, fruta confitada, membrillo, chocolate o coco rallado.
  6. Precalentar el horno a 200º C.
  7. Colocar papel de horno en una bandeja, colocar los panellets y pintarlos con huevo batido o mermelada (de albaricoque o melocotón) disuelta en un poco de agua caliente.
  8. Hornear durante 10 minutos y ¡listos! Cuando salen del horno están blandos, pero ya están hechos. ¡Se endurecen cuando se enfrían!